domingo, 21 de septiembre de 2008

quiero un turno con el doctor yaaaaaaaaaaa!!


Un detective en el quirófano
En Dr, House, un médico se convierte en el sucesor ideal de Sherlock Holmes; los secretos de una serie éxito.
Por lo general, cuando nos ponemos en manos de los médicos, esperamos sentirnos reconfortados por alguna palabra de aliento, o que al menos no se salte la barrera del respeto. Porque, ¿qué pasaría si estamos acostados en una cama de hospital y un profesional nos ataca continuamente?
De ese interrogante surgió en 2004 una de las mejores series de subgénero "hospitalario": Dr. House (o House a secas), que va todos los jueves a las 21, por Universal Channel. David Shore, el papá de la (demoníaca) criatura, venía acumulando experiencia en producciones televisivas detectivescas –como La ley y el orden , por ejemplo –, y trasladó todo ese bagaje del microcosmos policial a un ámbito donde la resolución de enigmas también es habitual: un hospital, más precisamente el ficticio Centro de Diagnóstico Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey.
El fin justifica los medios. A ese lugar llegan pacientes con afecciones de lo más extrañas y misteriosas, que dejan boquiabiertos a los médicos más idóneos. A todos menos a uno: Gregory House, un verdadero genio que siempre tiene una one-liner guardada en el bolsillo.
"La única razón por la cual lo toleran es porque siempre tiene razón (…) porque si le tira mierda a todo el mundo lo hace por motivos válidos. Si no los tuviera, dejaría de ser interesante", asegura Shore, quien ve en House un alter ego de sí mismo:
"Creo que es más estúpido que yo en algunas ocasiones, pero toda esa batalla que entabla su intelecto contra sus emociones viene de mi propia experiencia". Porque House siempre oculta sus sentimientos bajo una pila de sarcasmo y en raras oportunidades se muestra vulnerable.
Episodio tras episodio la serie se desarrolla con un modus operandi invariable, que se corona con la explicación del médico estrella: 1) un paciente arriba al hospital sin saber bien qué le ocurre. 2) House se reúne con su equipo (otrora integrado por Eric, Allison y Robert) para anotar los síntomas y llegar a un veredicto. 3) El paciente se descompensa y eso ayuda a arribar al diagnóstico certero y definitivo. Y, además, el doctor (casi) nunca se equivoca y resuelve el rompecabezas por medio de métodos anticonvencionales. Lo que importa es que el paciente viva. Lo demás, es circunstancial.
Bastón, chupetín y Vicodin. House camina con un bastón por una lesión sufrida, se desvive por los chupetines colorados y se volvió adicto al Vicodin. Esto último, sin embargo, no fue un impedimento para dedicarse al cubo Rubik. O a sus pacientes, que, para el caso, es lo mismo.
Bryan Singer, productor de la serie además de director de cine ( Los sospechosos de siempre , X-Men son algunos de sus títulos), tuvo la difícil tarea de elegir al actor que le pusiera el cuerpo al misántropo.
Tras unos cuantos meses de ver cintas de audición de actores británicos intentando dominar (sin éxito) el acento norteamericano, el realizador estaba listo para bajar los brazos. Hasta que llegó el inglés Hugh Laurie, que venía de breves participaciones en films como Sensatez y sentimientos y Spiceworld (¡!), y quien le hizo creer a Singer que era americano.
Laurie/House se metió a la audiencia en el bolsillo. Se hicieron remeras con su rostro, foros y hasta sitios webs donde se investiga acerca de la veracidad de sus diagnósticos (visiten este: www.politedissent.com/house_pd.html).
Por lo tanto, ya lo saben. No tengan miedo. Quizás pueda doler un poco, pero la tremenda verborragia de House responde a un buen objetivo. "Muchos shows tienen personajes que solo quieren ser amados –asegura Hugh Laurie–, pero a Gregory no le interesa el aplauso. No le importa cómo lo ven los demás. Por eso creo que lo más arriesgado de la serie es poner en el centro de la escena a una persona mala y poco simpática".
Entonces, ¿queda ya alguna duda? La maldad bien entendida empieza por House.
fuente: la nacion

3 Vivas!:

houseadicta patagonica =) dijo...

Aaaajjajja! Podés creer que anduve leyendo lo meesmo! :P

Y también me afané tooodas las fotos de mi Doc. ¡¡jajaa!!

Lo que me llamó la atención, fue que hay un site donde se ponen a ver si los casos que "cura" House son factibles o no.... aajajajja! Yo estoy looca, pero esos me ganan! Mañana me voy a meter para chusmear bien....

Yo también quiero un turno con el doc sha!! CUALQUIER TURNO! Cuack! aaajajja!

Buenas noches!!!

penelope dijo...

ahi te postee al bombon que me pediste en el blog de Curtis.

besos floridos!!!!

Mumina dijo...

Ivy´s!!!!
El otro día llorábamos de risa con mi marido porque decían cualquier cosa sobre la enfermedad de Chagas y sobre Sudamérica en gral.(como que es toda selva por ej)

Sep.Hay bastante invento y bolaseras en todas estas series.

 
template by suckmylolly.com