viernes, 6 de junio de 2008

Gus Van Sant indaga la violencia juvenil

Toda historia tiene la cuota agregada de la subjetividad que la mirada del director impregna en su obra. Donde el que toma las decisiones pone el ojo es donde el celuloide quedará marcado. Qué mostrar, cómo hacerlo y en cuál momento son cosas que el realizador tiene en cuenta a la hora de transmitir una idea, de poner al espectador a pensar.

El poder del director radica en que con lo que muestra, el espectador ría, llore o se sorprenda según sus caprichos o los avatares de la historia. El traspaso de un hecho real a la pantalla del cine muchas veces viene cargada de una dosis de subjetividad extra, de un impulso de mostrar algo y, en muchos casos, concientizar.

Uno de los casos paradigmáticos de los últimos años es Elephant, la mirada que tuvo el director cinematográfico Gus Van Sant sobre la tragedia del instituto educativo de Columbine, donde en en 1999 dos estudiantes abrieron fuego indiscriminado y mataron a once de sus compañeros y a una maestra, además de dejar numerosos heridos antes de suicidarse.

Lo que Gus Van Sant retrató en Elephant es la violencia adolescente en los Estados Unidos. Su película, considerada una obra maestra del cine contemporáneo, indaga como ninguna la cotidianeidad de los jóvenes, las desmotivaciones vividas y la descarga violenta alentada socialmente desde diferentes puntos.

A mitad de camino entre el documental y la ficción, Van Sant consigue recrear magistralmente la cotidianeidad de los estudiantes minutos antes de la masacre. Como si se tratase de una película coral, Elephant registra el mismo acontecimiento desde distintos ángulos, según la cámara siga a uno u otro personaje, pero sin perseguir el principio causa-efecto. Lo hace sirviéndose de una estética naturalista, una cámara distante, un montaje preciso y largos planos secuencia. Película poética y polémica que deliberadamente elige no juzgar, con un ritmo hipnótico que seduce y adormece. Es una historia seca, simple y sin concesiones, que merecidamente recibió en 2003 la Palma de Oro en Cannes.

Este mes, en Primer Plano I.Sat, se podrá ver esta obra maestra de Gus Van Sant. El estreno será el miércoles 18 de junio a las 23.

9 Vivas!:

Mumina dijo...

Este canal exhibe películas muy interesantes y,si ese día no estoy en uno de esos días compliquetes la miro.Eso sí quién me banca después con la locura que me va a agarrar.

Mumina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mumina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mumina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mumina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mumina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Ehhhh...¿qué pasó con este autorrrr??

Mandy dijo...

Artisticamente no es mala, filmacion brillantes, fotografia hermosa, pero no es veridica en el sentido que tampoco fue todo asi.
No se porque Van Sant deja un dejo como gay a los chicos cuando no es asi pero bue...

Mumina dijo...

Nuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!
Ese programa no lo veo porque me da mieditis extrema

 
template by suckmylolly.com